El que come el huevo, no piensa en el dolor que le costó a la gallina.


Cuando el sacrificio no es valorado, el fruto es derrochado. Aunque parezca increíble, todos los seres humanos, en algún momento de su vida, han pasado a ser el fruto derrochado, al no apreciar lo que les ha sido otorgado. Este fenómeno se puede estudiar en las relaciones familiares, padres a hijos, de igual manera con la religión, en la relación interna con el padre creador, como también en las relaciones laborales, de pareja y hasta en la correlación entre individuo y naturaleza.

En muchas circunstancias, las personas suelen desperdiciar lo que les han dado porque no fue producto de su sacrificio, pues no toma el mismo valor que si se hubieren esforzado por conseguirlo. Pero esto no significa que el hecho no traiga consigo mérito. Es el error que suelen cometer las personas a diario; ver solo el valor de las cosas cuando vienen por cuenta propia, pero no cuando llegan por otras manos.

¿Ha visto en ocasiones cuánto se esfuerzan los padres por conseguir lo mejor para sus hijos y estos lo despilfarran sin mayor remordimiento? Mientras ellos se esfuerzan cada día por conseguir el dinero para pagar sus estudios, los hijos responden con un mal rendimiento, perdiendo asignaturas y peor aún, haciendo que sus padres se sacrifiquen aún más para seguir costeando sus carreras. El fruto derrochado, que no logra ver cuánta importancia y cuánto significado hay en el trabajo que costó obtenerlo.

En efecto, el universo se encarga de dar abundancia cuando la gratitud está presente en las cosas que han sido dadas con bondad y amor, cuando no logra ver el valor en ellas, la vida se encarga de quitárselas y ponerlo a prueba. La ruta de aprendizaje de la vida es tan maravillosa, que si no logra ver algo, se lo muestra con acciones y si no aprende vuelve a ponerlo en la misma circunstancia hasta que pueda entender el mensaje, aunque esto requiera perder algo que jamás regresará. La pregunta es ¿esperará usted a perder lo que le ha sido concedido en la vida para entender lo valioso que era?


Regístrate