Las malas vibraciones interfieren la paz de la mente


La negatividad es el mal del alma y el espíritu. Apaga el ser, lo encarcela y lo reprime como un prisionero que no visualiza la salida.

Es el túnel oscuro donde residen todos las emociones que aturden la razón y la paz. Tiene una fuerza energética tan fuerte, que puede influir en la mente de personas débiles, hasta hacerlas cambiar de parecer, modificando su forma de ver las cosas y llevándolas a la decadencia absoluta.

Inconscientemente ha caído en este túnel en varias ocasiones, por influencia de otras personas y por razonamientos que terminan por inmiscuirse en sus decisiones. Las opiniones de terceros sobre algún tema en específico, siempre llegan sin ser pedidas. Es como cuando va a un centro comercial y le ofrecen miles de promociones, usted no las pidió pero están ahí, a su alcance, es usted quien decide si se detiene a escuchar y comprar o si las deja pasar. Piense que su objetivo es ir a comprar un artículo en concreto, pero en su visita, se encuentra con aspectos negativos y positivos que están presentes en el mercado; al escuchar los negativos, deja que influyan su razón, haciéndole creer que los necesita; al detenerse y comprar su idea, está retrasando el  tiempo que designó para hacer su diligencia y en ocasiones esto evita que la realice en su totalidad. El tiempo que gastó atendiendo una de las ofertas no le dejó el tiempo que necesitaba para cumplir con su tarea y luego cuando llega a la casa se da cuenta que lo que compró realmente no era necesario. Lo mismo sucede con las opiniones negativas, estas retrasan el proceso de lo que quiere lograr, detienen la marcha y hacen que se detenga, que no avance y que posponga las cosas que tenía programadas. Una decisión tan peligrosa que puede arruinar sus planes y por ende su proyecto de vida.

Tenga en cuenta que la percepción ante las cosas, es variable según la esencia del sujeto que las observe. Una persona que ha presenciado varios fracasos y no ha sabido cómo salir de ellos, puede convertirse en una persona negativa y ver todo desde un ángulo nefasto. Si ve que está emprendiendo un proyecto, se acercará para darle todas las razones de por qué no hacerlo, las desventajas y los riesgos que puede correr. Una persona que aprende a ver las oportunidades en medio del fracaso, aprenderá de ellas y se acercará para darle un consejo positivo, donde le alentará a tomar el riesgo pese a los tropiezos que pueda tener el camino. Debe detenerse justo a escuchar y comprar la idea de estos últimos, son las personas que no desearan ver su derrota sino que le ayudarán a construir cada peldaño con rumbo hacia el progreso.

Como todo en la vida hay dos caminos, usted decide cual tomar, o el túnel oscuro de la negatividad o el túnel de luz cargado de positivismo. No apruebe ningún tipo de vibración negativa que interfiera con el acorde vibratorio de su energía, dejarlas entrar solo hará que resuenen en su ser y que cambien el curso de sus partículas.

Una vibra positiva, intensifica el campo eléctrico en el que se desarrolla, una negativa cambia de dirección el campo ya existente.


Regístrate